Agenda Senior 2018

¡Ya está aquí la Agenda Senior 2018! Y estamos muy contentos de cómo ha quedado y muy satisfechos por haber sacado una nueva edición de un proyecto tan bonito.

Mi trabajo ha sido el mismo que para la de 2017: diseño, maquetación e ilustración. Si bien, el diseño no ha supuesto una carga excesiva, al no variar esencialmente respecto al del año pasado. Se han retocado levemente los colores y se ha elegido una portada mucho más luminosa. Mantenemos los mismos personajes y la esencia también continúa: una guía práctica con consejos y actividades para facilitar a las personas mayores una vida activa.

La Agenda Senior es una idea original de María Martínez Castro (Fisiosenior). Si queréis la vuestra, podéis pedirla directamente en su página web (agendasenior.com) o en librerías.

La Agenda Senior en redes sociales:
Twitter
Facebook

 

Trata de olvidarlas

Os presento la ilustración de portada del libro de cuentos ‘Trata de olvidarlas’, de Alberto R. Torices (Editorial Trea). La idea para el dibujo partió del autor, que me dio unas premisas bastante claras sobre las que fuimos trabajando y desde las que evolucionamos a lo que ahora podéis ver.

El hombre, identificado con el narrador de los relatos, se somete a otro tatuaje, una nueva muesca en su espalda para marcar el nombre de una mujer, otra más. Todos los nombres tatuados corresponden a los de las mujeres que aparecen en las páginas del libro.

Si queréis leer uno de los relatos para saber lo que os podréis encontrar en este libro, os dejo aquí un enlace.

Se hizo un dibujo a mano, repasado con rotulador Tombow ABT, se escaneó y se coloreó con medios digitales. La idea inicial era aplicar el color también a mano, pero el resultado a ordenador nos pareció muy bueno y así se hizo finalmente.

Hola, mundo

Bienvenidos todos.

Esta entrada es el “hola, mundo” oficial del blog.

Tenía ganas de estrenar web y por fin ha llegado el momento. Mil gracias a Miguel por su trabajo. Sigo todavía en fase de aprendizaje, tocando todos los botones, pisando todos los pedales y abriendo todos los cajones.

A modo de piedra fundamental, creo que así ya está bien. Digamos que ya he depositado en ella los objetos pertinentes: correos, fotografías y emoticonos del día. Y un boli. “Todavía queda aquí sitio (en los comentarios, se entiende), si cualquier huésped o espectador tuviera gusto en transmitir algo a la posteridad”.

Burrún, burrún…